miércoles, 8 de julio de 2009

me dejo los pies fríos,
pero tampoco
me tapo
la boca.
esta mitad de ti me suena
al tráfico
de las canciones rotas.
no queda nada que beberse aquí,
vuelve a morder las horas
un cenicero improvisado
con una lata
de coca-cola.

y aunque es verdad
que no me da
por acordarme mucho de ti
tampoco es que te olvide y aunque he querido
quíen podría
dejarte de querer
-será que estoy perdido-

la risa floja,
la caja tonta,
pareces de humo
flotando por aquí,

estoy tan triste, estás tan sola
que esta noche
te echaste a dormir.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada