sábado, 1 de agosto de 2009

esta tristeza hace a la noche más antigua
y menos compasiva
la espiración de las palabras sin pactar.

al fin el día no es sino la imagen de los toldos recogidos
y las ventanas,
como una boca suplicantemente abierta,
aguardan la hora de la luz;
las manos amputadas de los héroes
no pueden recoger su premio.

una señal de vida,
una señal
rompiéndose en teléfonos no disponibles.

cadáveres navegan trayendo su noticia
de cuerpos sin satisfacer. el mundo se parece
a la escombrera absurda del resentimiento.

lady ginebra quema en la garganta
profunda del insomnio.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada