martes, 19 de mayo de 2009

aunque no te recuerdo,
aunque tu cuerpo no dejara cicatrices en mi piel,
aunque tu nombre desapareciera
como la espuma entre la arena,
aunque no sea justo y fuera el odio,
aunque tuvimos una flor para dejarla marchitarse de silencio,
aunque me demuestras que el olvido
nada tiene que ver con la vida
ni con la muerte,
aunque la vida siga tras de ti creciendo y disfrazándose,
aunque he llegado a odiarte
y a darme asco por no odiarte siempre,
aunque sin memoria no hay rencor pero me dueles,
tu amigo y tú teneis razón:
la gente como yo viaja sola.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada