domingo, 31 de mayo de 2009

Será que esta mañana te encontré radiante,
media sonrisa respirando cada poro del verano
y atenta con las aves. Pero su canto
es una música siniestra y esta luz
es torpe
y artificial, como los sueños jóvenes.

Porque esta mañana me he encontrado
con un invierno
superviviente entre el bullicio verde de los árboles
dañado por el autobús de línea,
con ese invierno que se aferra a mis costillas
como si no hubiera mañana,
donde el defectuoso
reflejo de un cristal decía
tu nombre tan enamorado.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada